Chebbakia rellenas de almendra

chebbakia rellenas

¡Bienvenidos todos a mi cocina! Para variar un poco en este mes de Ramadán, he decidido poneros algunas recetas típicas que se publican por el Magreb pero en español. Esta chebbakia tiene una forma diferente a la tradicional, y va rellena de almendra: una delicia.

 

Ingredientes para la masa:

– Medio kilo de harina

– El zumo de medio limón

– Medio vaso de mantequilla fundida

– Medio vaso de aceite de girasol

– Medio vaso de agua de azahar

– Media cucharita de granos de anís molidos

– Media cucharita de semillas de hinojo (parecidas al anís)

– Medio sobre de levadura química

– Medio vaso de semillas de sésamo

– Medio vaso de de almendras (sin pelar) molidas

– 1 huevo

 

Para el relleno:

– 300 gramos de almendra cruda pelada molida

– 150 gramos de azúcar glas

– 1 cuchara grande de miel

– 1 pizca de canela

– 1 huevo batido

 

Para la fritura:

– Aceite para freír

– Miel para bañarlas (1 kilo)

 

Preparación:

chebbakia rellenos para ramadán

  • En un recipiente ponemos todos los ingredientes secos, la mantequilla y el aceite. Mezclamos todo y añadimos el huevo, el zumo de limón y el agua de azahar. Mezclamos bien.

 

  • Dividimos la masa en cuatro partes iguales. Hacemos bolas, las cubrimos con film transparente y las dejamos reposar.

 

  • Ahora hacemos el relleno. Mezclamos la almendra molida, el azúcar glas, la canela y la miel. Añadimos el huevo batido y mezclamos bien hasta obtener una mezcla homogénea, ni dura ni blanda.

 

  • Estiramos la primera masa y formamos cuadrados de ocho centímetros por ocho centímetros. Hacemos palitos con la mezcla del relleno de almendra de unos 6 centímetros y la colocamos en la extremidad de cada cuadrado.

 

  • Enrollamos los cuadrados sobre sí mismos y sellamos los bordes bien.

 

  • Decoramos con unas pinzas “naqash” dándole la forma que más nos guste.

 

  • Freímos las chebbakia en un baño de aceite caliente.

 

  • Cuando estén hechas las retiramos rápidamente y las sumergimos en miel tibia (no caliente). Retiramos el exceso de miel y dejamos enfriar.