Crema de membrillo

crema de membrillo

 

¡Bienvenidos a mi cocina! Siempre me ha encantado el dulce de membrillo pero al estar tan sólido y cuajado me resultaba imposible untarlo para hacer aperitivos, salsas, etc. Por eso os traigo hoy una idea buenísima: deliciosa crema de membrillo para untar. Podéis hacer aliños para ensaladas, salsas para carnes o todo lo que podáis imaginar.

Ingredientes:

– 1 kilo de carne de membrillo limpia y pelada

– 750 gramos de azúcar

 

Preparación:

  • Escogemos unos cinco buenos membrillos y los lavamos bien.

crema de membrillo

 

  • Los pelamos y los cortamos en dados. No os preocupéis si se oxidan muy rápido, es lo normal.

crema de membrillo

 

  • Ponemos los membrillos en una olla y añadimos encima el azúcar. Lo dejamos macerar toda la noche.

crema de membrillo

 

  • Al día siguiente observaremos que el membrillo ha soltado toda su agua. Ponemos la cacerola con el membrillo a fuego medio y movemos de vez en cuando con un cucharón. Lo dejamos que se cocine unos 40-45 minutos, hasta que los trozos de membrillos estén blandos.

 

  • Cuando pase este tiempo apagamos el fuego y pasamos la batidora hasta obtener un puré fino como el de la foto.

crema de membrillo

 

  • Ponemos este puré al fuego durante 10 minutos más sin parar de remover. Después apagamos el fuego y esperamos que se ponga tibio el puré de membrillo. Lo pasamos a un tarro o a un tupper y lo conservamos en el frigo.

crema de membrillo

 

De esta manera obtenemos una crema de membrillo suave y cremosa para untar sobre canapés, hacer salsas, cremas, rellenos para dulces, etc. Si lo que buscáis es dulce de membrillo cuajado y sólido otro día os subiré la receta Insh’Allah.

Mermelada de naranja y miel

mermelada naranja y miel

 

¡Assalam Alaikum wa Rahmatullah wa Barakatuh!

La verdad que no suelo hacer mermeladas caseras, pero esta no podía perdérmela. El hecho de que lleve miel y no azúcar le da un sabor característico muy especial… Además, es mucho más saludable.                       ¡Os encantará!

 

Ingredientes:

–      1 kilo de naranjas peladas y limpias (sin pepitas)

–      400g. / 500g. de miel (según el gusto)

 

Preparación:

 

  •  Cuando tengamos las naranjas peladas y limpias las cortamos en trocitos y las ponemos en una olla (sin agua) a fuego medio. Con una cuchara de madera le damos vueltas durante unos minutos hasta que estén calientes.

 

  • Cuando empiecen a calentarse pasamos la batidora por la olla mientras se siguen cociendo hasta que se reduzcan a puré.

 

  • Dejamos de batir, y vamos añadiendo la miel. Echamos primero 300g. de miel a la vez que le damos vueltas sin parar a la mezcla con unas varillas hasta que la miel se integre bien con la naranja.

 

  • Probamos la mezcla. Añadiremos más miel o no, según el gusto de cada una. Apagamos el fuego y dejamos reposar.

 

  • Cuando esté tibia pasamos a envasarla. Cogemos unos tarros limpios, los llenamos de mermelada hasta arriba y los tapamos bien.

 

  • Ahora tenemos que esterilizar los tarros. Para ellos, ponemos los tarros en una olla y los cubrimos con agua. El agua debe sobrepasar en un dedo la altura de los tarros. Esperamos a que el agua rompa a hervir y los dejamos tres o cuatro minutos más.

 

  • Apagamos el fuego y dejamos que los tarros se enfríen sin sacarlos de la olla. Es muy importante que tengáis paciencia y que no saquéis los tarros hasta que el agua se haya enfriado completamente. De lo contrario, con el cambio de temperatura los tarros pueden explotar. Si hace falta, esperad hasta el día siguiente para sacarlos, y ya tendréis vuestra mermelada.