Rollitos de anís, sésamo e hinojo

rollitos de anís, sésamo e hinojo

 

¡Assalam Alaikum wa Rahmatulah wa Barakatuh!

Estos rollitos especiados desprenden un perfume espectacular. Además, son ideales para tomarlos como merienda acompañados de un buen té.

 

Ingredientes:

 

–      500g. de harina normal

–      125 ml de aceite de girasol

–      125g. de azúcar

–      50g. de sésamo tostado

–      1 huevo

–      1 cucharada de semillas de hinojo

–      1 cucharada de anís en grano

–      1 sobre de levadura química

–      1 cucharadita de levadura fresca

–      1 vaso de agua tibia

 

 

Decoración:

–      1 huevo (para pintar los rollitos)

 

 

Preparación:

 

  • En un recipiente mezclamos la harina con el aceite, el azúcar, el sésamo, el huevo, las semillas de hinojo, el anís, la levadura química y la levadura fresca. Amasamos bien mientras añadimos el agua suficiente para obtener una masa homogénea.
  • Nos untamos las manos con aceite y dividimos la masa en bolitas del tamaño de un huevo. Le damos a cada bolita la forma de un bastoncillo de 10 centímetro de largo. Juntamos las dos extremidades de cada bastoncillo para formar rollitos.
  • Pintamos con un pincel cada rollito con huevo y los ponemos en una fuente untada con aceite. Dejamos que reposen una media hora. Los horneamos a 180 grados durante 35 minutos.

Baghrir: los crepes marroquís

baghrir

 

¡Assalam Alaikum!

Los Baghrir son una especie de crepes marroquíes con mil agujeros. Son económicos, rápidos y deliciosos. Se pueden servir con cualquier cosa: chocolate, mermelada, nata… pero tradicionalmente se comen calientes con miel y mantequilla.

 

Ingredientes:

 

–      250g de sémola de trigo duro (la venden al peso en carnicerías árabes y empaquetada en grandes superficies como la de la marca “Nomen” en Mercadona)

–     ½ litro de agua tibia

–     1 sobre de levadura química en polvo

–     15g de levadura fresca de panadero

–     Sal

 

 

Preparación:

 

  • En un cazo calentamos medio litro de agua hasta que esté tibia. Mientras se calienta, mezclamos el resto de ingredientes secos en una fuente.
  • Cuando el agua esté tibia, la mezclamos con el resto de ingredientes. Mezclamos primero con una cuchara durante un par de minutos y enseguida lo pasamos todo por la batidora durante 4 minutos (Es muy importante respetar este tiempo).
  • Cuando esté bien batido, tapamos la mezcla con un paño y lo dejamos reposar 30 minutos en un lugar cálido.
  • En una sartén antiadherente pequeña ponemos un poco de la mezcla y dejamos que se fría SIN ACEITE. Se formarán pequeños agujeros en la capa superior. Al cabo de dos minutos el baghrir está listo. Lo sacamos de la sartén directamente, sin freírlo por el otro lado.

Rosquillas

rosquillas

¡Assalam Alaikum wa Rahmatulah wa Barakatu!

Os traigo un dulce sencillísimo: las rosquillas. Os recomiendo que las hagáis siempre el mismo día que vayáis a consumirlas (y no de un día para otro) y que las toméis calientes y recién hechas, pues es cuando verdaderamente vais a disfrutarlas.

Ingredientes (para 18 rosquillas):

–      250g. de harina

–      1 huevo

–      1 cuchara sopera de azúcar

–      Una pizca de sal

–      1 cuchara y media de azúcar vainillado

–      7 gramos de levadura fresca

–      Agua tibia (Medio vaso aproximadamente)

–      Aceite de girasol (para freír)

Decoración:

–      Azúcar para decorar

 

 

Preparación:

 

  • En un recipiente mezclamos la harina con la sal, el azúcar, el azúcar vainillado, el huevo y la levadura fresca disuelta en un poco de agua tibia. Con las manos, vamos mezclándolo todo a la vez que incorporamos poco a poco agua tibia, hasta obtener una masa homogénea. Amasamos bien.
  • Con la ayuda de un rodillo, estiramos la masa. Con un molde o un vaso, vamos haciendo círculos. Con la ayuda de otro molde más pequeño, hacemos un círculo en el centro para conseguir la forma de rosquilla.
  • Dejamos que las rosquillas reposen: las tapamos con un paño y dejamos que la masa fermente hasta que doblen su volumen.
  • Calentamos abundante aceite de girasol en una sartén. Freímos las rosquillas y las doramos por ambos lados. Les quitamos el aceite sobrante y las pasamos por azúcar para decorarlas.

 

más rosquillas

M’smmens

m'smmens

 

¡Assalam Alaikum wa Rahmatulah wa Barakatu!

Hay veces en las que las recetas sencillas, las más simples, son las mejores.

Estos “crepes” se encuentran por todo Marruecos y hay un sinfín de variedades pero el original, el básico, se toma con una mezcla caliente de miel y mantequilla. Creo que este año va a ser un plato fijo en mi mesa de Ramadán. ¡Espero que os gusten!

Para hacerlos, se mezcla harina normal con harina de sémola de trigo (extrafina). Esta harina de sémola se comercializa en las carnicerías Halal y otras tiendas de productos árabes. Al comprarla, podéis especificarles que es para hacer los “M’smmens” y os darán la que buscáis.

 

Ingredientes:

 

–      500g. de sémola de trigo extrafina + un poco más para espolvorear

–      250g. de harina

–      ½ litro de agua tibia

–      Medio vaso de mantequilla fundida

–     ¼ de vaso de aceite

–     Una pizca de sal

 

 

Preparación:

 

  • En un recipiente mezclamos la harina normal con la harina de sémola, la sal y el agua. Amasamos durante diez minutos hasta obtener una masa homogénea.
  • En un vaso, mezclamos la mantequilla fundida con el aceite. Mezclamos bien y reservamos.
  • Dividimos la masa en bolitas del tamaño de un huevo y las untamos con la mezcla de mantequilla y aceite.
  • Cuando las tengamos todas untadas, empezaremos a darles forma una a una. Primero extendemos la masa en forma circular con la ayuda de los dedos. Luego doblamos un lado,  extendemos un poco de mezcla de aceite y mantequilla y espolvoreamos con harina de sémola.
  • Hacemos lo mismo con el otro lado hasta obtener una forma rectangular y volvemos a espolvorear harina de sémola.
  • Doblamos los lados del rectángulo hasta hacer un cuadrado. A cada pliegue, untamos con la mezcla de aceite y mantequilla y espolvoreamos con harina de sémola.
  • Repetimos la misma operación con todas las bolitas. Antes de cocerlas, las aplastamos con la punta de los dedos.
  • Ponemos una sartén con unas gotitas de aceite a fuego medio. Freímos los M’smmens por ambos lados hasta que estén dorados.
  • Por último, en otra sartén derretimos dos cucharas soperas de mantequilla y cuatro de miel. Mezclamos bien.
  • 10. Servimos los M’smmens calientes, acompañados de la mezcla de miel y mantequilla.

 

 

 

Harchas

harchas marroquís

 

¡Assalam Alaikum!

Quien haya tenido la oportunidad de viajar por Marruecos ya conocerá estos pastelitos tradicionales, ya que son los típicos dulces que se sirven con el té. Literalmente “harcha” significa “áspera” por el tacto granuloso que tiene, pero que esto no os desanime… ¡están buenísimas!

Esta receta la he sacado de un librito de pastelería marroquí y la verdad que las cantidades son perfectas. Además, salen los pastelitos justos para acabarlos en un mismo día y que no sobren.

 

Ingredientes:

 

–      250 g de sémola de trigo duro fina (podéis encontrarla en carnicerías árabes o en Mercadona, de la marca “Nomen”) + un poco más para espolvorear

–      100 g de mantequilla

–      2 cucharadas de azúcar

–      10 g. de azúcar vainillado

–      125 ml de leche

–      1/2 sobre de levadura en polvo (7g.)

–      Una pizca de sal

 

 

Preparación:

 

  • En un recipiente mezclamos la sémola, la sal, el azúcar, la levadura química y el azúcar vainillado.
  • Derretimos la mantequilla y la añadimos a la mezcla, mezclando con las manos hasta obtener una masa con una textura tipo arena.
  • Echamos la leche y mezclamos todo bien. Dejamos reposar en el frigo de 20 a 30 minutos.
masa para harchas
  • Calentamos una sartén SIN aceite, espolvoreamos sobre ella sémola fina y ponemos dos o tres moldes redondos encima. Dentro del molde, rellenamos con la cantidad de masa necesaria y espolvoreamos la cara superior. Aplastamos para que la masa coja la forma del molde.
  • Freímos los pasteles por ambos lados, hasta que adquieran un color tostado.

 

NOTA: Se pueden servir con miel y mantequilla fundida, o bien podéis abrirlas por la mitad y rellenarlas de mermelada o quesito, etc…